Cuánto cuesta quitarse un tatuaje

Los tatuajes son una modificación corporal permanente que, con el paso de los años, se ha ido poniendo de moda. Hace tiempo, llevar tatuajes era sinónimo de ser delincuente, o pertenecer a alguna tribu urbana. Hoy en día, se utilizan para expresar arte, y existen una gran multitud de estilos que encajan con la personalidad de cada uno. Pero, igual que existen buenos tatuajes, también hay muy malos tatuajes que la gente ya no quiere llevar, o se arrepienten de haberse hecho, y tienen que recurrir a la eliminación por láser. ¿Cuánto cuesta quitarse un tatuaje?

Como he mencionado anteriormente, los tatuajes son una modificación permanente, que se realiza al introducir tinta en la dermis, la capa intermedia de nuestra piel. De esta manera, se asegura que la tinta no se elimina junto con la capa de células y piel muerta de nuestra epidermis, la capa más superficial de la piel. Pero gracias a los avances de la tecnología, se han desarrollado nuevas herramientas para poder eliminar los tatuajes, como es el láser.

En esta artículo, os contaremos cuánto cuesta quitarse un tatuaje mediante este método, qué tipo de tecnología se utiliza para ello, y qué aspectos condicionan un mejor o peor resultado.

¿Cuánto cuesta quitarse un tatuaje?

Si tienes un tatuaje con un mal resultado, o simplemente te arrepientes de haberte tatuado el nombre de tu ex, seguramente quieras eliminarlo de tu cuerpo, y así hacer sitio a nuevos diseños. Por ello, te hablaremos del precio para poder eliminar esos tatuajes que ya no quieres seguir viendo.

Dependiendo del tipo de tatuaje, sobre todo del tamaño, el precio variará. Este servicio de eliminación de tatuaje se cobra por sesiones, y dependiendo de los centímetros cuadrados que ocupe tu diseño, tendrá un precio más elevado o más barato. Si tienes un tatuaje pequeño (hasta 10 cm2), la sesión puede costar entre 40-50€. Este precio por sesión puede llegar a los 90-100€ si tienes un tatuaje con una superficie superior a 100 cm2.

Algunas empresas que ofrecen el servicio de eliminación por láser, también ofrecen bonos de sesiones, para poder ahorrar un poco de dinero. te ofrecen un número determinado de sesiones por un precio más bajo, pero tienes que utilizar todas esas sesiones. Esto es una gran opción para los tatuajes que son más difíciles de eliminar, porque utilizarás todas las sesiones del bono y podrás ahorrar un poco de dinero.

¿Cómo se quita un tatuaje?

Ya sabemos que la eliminación de los tatuajes se realiza con láser pero, ¿cómo se hace exactamente? Nosotros te lo contamos.

Para la eliminación de los tatuajes, se utiliza la tecnología láser de luz pulsante, llamada Q-swtched. Este láser impacta en las partículas de tintas durante un nanosegundo, lo suficiente para poder fragmentarlas sin quemar la piel. Al fragmentar las partículas de tinta del tatuaje, se hacen cada vez más pequeñas y se dispersan en la epidermis, lo cual permite la posterior eliminación a través del sistema linfático de nuestro cuerpo.

La eliminación por láser se suele trabajar en sesiones de 15 a 20 minutos, dependiendo de la zona, el tamaño… Son sesiones indoloras, ya que se utiliza crema anestésica en la zona a tratar, y sistemas de frío para calmar la piel después de la sesión.

¿Qué condiciona el resultado?

Seguro que alguien de tu entorno te ha dicho que no te elimines un tatuaje, porque «te va a quedar mucho peor». Esto no es siempre cierto; dependiendo de diversos factores, el resultado tras las sesiones de láser puede ser mejor o peor.

Un resultado óptimo dependerá de lo siguiente:

  • Quien ha realizado el tatuaje, si ha sido un aficionado o un profesional empleando las técnicas correctas.
  • La calidad de la tinta, y los componentes de la misma.
  • La superficie en la que se ha tatuado, tanto el lugar como el tamaño que ocupa el tatuaje.
  • Los colores empleados: el color negro es el más sencillo de quitar, pero los tatuajes a color necesitarán más sesiones.
  • El tiempo que tiene ese tatuaje.

El resultado final también dependerá de los cuidados que tengas con tu tatuaje tras cada sesión. Si cumples al pie de la letra todas las indicaciones de tu profesional de confianza, podrás tener un resultado perfecto. Pero si decides no seguir sus consejos, el resultado puede que no sea el esperado.

¿Qué hacer si no quiero quitarme el tatuaje?

Si tienes un tatuaje que ya no quieres tener, pero no te atreves a realizarte la eliminación del láser, puedes optar por un cover up en tu antiguo tatuaje. Consiste en tapar tu anterior tatuaje con un nuevo diseño, técnica que muchos tatuadores ya dominan a la perfección.

Para poder realizarlo, deberás acudir a un tatuador especializado en este tipo de trabajos, y que él te aconseje sobre cómo tapar el anterior diseño, que opciones son las más viables para ti…

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Información básica sobre la protección de datos
Responsable: El titular de la web Más información
Finalidad: Moderar los comentarios. Más información.
Legitimación: Por tu consentimiento. Más información.
Destinatarias/os: Los datos se guardan en los servidores de SiteGround, donde está alojado este sitio web. Más información.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos, así como otros que te explico en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite la supresión por parte de la persona interesada.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de tus datos personales en mi política de privacidad.